Tendencias Natural & Urban

Durante el Otoño 2018, las reconocidas marcas Silestone y Dekton, ambas del grupo Cosentino presentaron una diversa y elegante línea de nuevos colores para sus productos.

Los productos fueron presentados en la Expocihac, en CDMX, (la exposición más grande e importante de materiales para construcción como mármol, cuarzo y demás piedras naturales) y vienen acompañados de 2 tendencias resaltantes, Natural & Urban. Ambas promueven espacios duales donde los contrastes son muy evidentes, mostrando materiales envejecidos que conviven con objetos minimalistas, futuristas e incluso de belleza clásica compartiendo espacios que enriquecen a base de contrastes de forma, color o incluso texturas.

La tendencia Natural tiene como objetivo enseñarnos de nuevo a vivir y respirar pausadamente, en contacto con la naturaleza y nuestros auténticos orígenes. La intención de reconectar con lo natural se materializa en un aumento de la vegetación en los espacios compartidos, los diseños multifuncionales y todo aquello que nos permita vivir con sencillez y practicidad.
Los distintos tonos de blancos, grises pálidos, amaderados blanqueados y rosas empolvados se convierten en los colores esenciales para diseñar espacios de corte natural, en materiales impecables, sin adornos, ni excesos, siempre de gran calidad, como mármol, maderas y piedras naturales.

La tendencia Urban expone los espacios de estilo industrial actuales que se adaptan a las nuevas necesidades y tecnologías, para crear ambientes más confortables y familiares, sin perder la esencia vintage que los caracteriza. Los materiales e instalaciones originales de la construcción, enfatizan la presencia estética y decorativa de las paredes de ladrillo u hormigón, mostrando las vigas de hierro o madera, exponiendo también los sistemas de electricidad, ventilación, incluso cañerías o tuberías, para dejarlos siempre a la vista. Este tipo de diseños se adaptan en armonía con otros elementos de tendencia de carácter completamente contrario: los materiales oxidados, el mármol, cemento, hormigón o hierro, junto a piezas esencialmente rústicas, actuales o naturales, añadirán más calidez, singularidad y confortabilidad al espacio.

En cuanto a los colores más empleados para diseñar espacios industriales, los blancos, grises, marrones y negros, en acabados con texturas, envejecidos y oxidados, se convierten en las principales propuestas para conseguir un look impecable las superficies con más textura y acabados marmoleados o aterciopelados adquieren especial relevancia para añadir personalidad y confortabilidad a los distintos espacios.