Mármol en Grecia, base de la antigua arquitectura

Hoy en día es común la presencia del mármol en todo tipo de obras, como material para construir o decorar o como un sinónimo de lujo en la arquitectura, pero ¿de dónde viene? es importante hacer mención de su pasado y este, nos remonta a la antigua Grecia.

La civilización griega consciente de la importancia geológica y territorial para la civilización, fue la primera en notar la multitud de posibilidades que el mármol ofrecía a la hora de construir y decorar sus ostentosos edificios, como es el caso del Templo de Artemisa, obra que convirtió al mármol en la base de la mayoría de las construcciones griegas.

Los rastros que tenemos acerca de esto al día de hoy, son precisamente prueba de la longevidad de la piedra, arquitectura que ha quedado de pie a pesar de los años.

En la antigua Grecia era más frecuente utilizar mármoles blancos, ya que posteriormente facilitaba la tarea de pintarlos. Esta tendencia a emplear mármol blanco fue tan relevante que incluso el Imperio Romano en sus primeras décadas importaba mármol de origen griego para implementarlo en sus construcciones.

En este momento histórico el mármol se convirtió en un símbolo de distinción social, de lujo, riqueza y poder. Este fenómeno entrará en juego más tarde cuando las disputas territoriales entre imperios y civilizaciones pondrían las canteras como objetivo de adquisición.

Algunos de los mármoles empleados por la civilización de la Antigua Grecia en la construcción y el arte son los siguientes:

  • Mármol de Tasos. Originario de la isla griega de Thassos, es actualmente uno de los tipos de mármol con mayor densidad. Importantes obras de todo el mundo han sido elaboradas con este tipo de mármol.
  • Mármol de Paros. Como su nombre indica, tiene su origen en la isla Griega homónima, Paros. En la época de la Antigua Grecia fue un mármol muy valorado para la escultura, y prueba de ello son algunas piezas que nuestra ascendencia helena realizó, como la Venus de Médici o el Hermes de Praxíteles. También las tejas del Partenón fueron realizadas en mármol de Paros.
  • Mármol Pentélico. Este tipo de mármol es originario del monte Pentélico, un monte de más de mil metros de altura situado al noreste de Atenas, la capital helena. El mármol que de ese monte se extraía fue usado en la construcción del Partenón y otros edificios de la Acrópolis de Atenas. Es muy codiciado debido a su blancura uniforme, que resalta con un brillo dorado en su exposición a la luz del sol.
  • Mármol de Immitos. Este tipo de mármol de color blanco ceniza, de grano fino y estructura muy compacta y cristalina se convirtió en el primer mármol que los romanos comenzaron a importar allá por el Siglo I a.C. Las canteras de donde se extraía se encontraban en la montaña de Immitos, próxima a Atenas.
  • Mármol de Naxos. De la isla de Naxos, que hoy en día es un reclamo turístico muy potente para el país heleno, se extraía el mármol de nombre homónimo. Todavía hoy sigue en funcionamiento.

Esperamos te haya gustado este breve artículo acerca de la historia del mármol. Encuentra las mejores piedras naturales en Rosetta Galería de Piedra.

Fuentes & Inspiración: https://bit.ly/2T90SH1