Smartcities, La arquitectura inclusiva en las ciudades

Las Smart cities son, por supuesto, ciudades inclusivas adaptadas a todas las capacidades y no solo a ese 90% que conforma la norma.

En este artículo repasamos algunas de las iniciativas que se toman para hacer la ciudad más transitable para todos. Si eres un joven sano de 35 años y lees la expresión barrera arquitectónica quizá te venga a la mente un muro, una cerca, una valla, o un foso de grandes dimensiones. En definitiva, algo que te impida el paso a ti. Sin embargo, para una persona con movilidad reducida como la mayoría de las personas mayores, tres escalones sin barandilla para agarrarse suponen una barrera arquitectónica considerable.

La arquitectura también puede ser un instrumento para la igualdad y no solo para las personas con discapacidad visual o física, sino a adultos mayores, mujeres embarazadas, familias, niños, peatones. En las tendencias arquitectónicas recientes vemos cada vez más innovaciones que nos acercan a espacios más inclusivos.

CEGUERA

Existen en algunas ciudades europeas establecimientos que ofrecen una experiencia completamente a oscuras. En un restaurante, por ejemplo, no es que los comensales cierren los ojos, sino que no hay luz en este establecimiento. Esto brinda una experiencia magnífica para darse cuenta de la impotencia que sienten las personas invidentes en nuestra sociedad, que más de una vez se encuentran con barreras a las que no pueden hacer frente sin ayuda.

Dicho esto, los desarrolladores urbanos avanzan cada vez más en la adaptación de las Smart Cities a la ceguera, por ejemplo, añadiendo pavimento podotáctil a las aceras para delimitar su perímetro, o a los andenes del metro. La banda amarilla en la imagen de abajo, en la que se aprecia cierta rugosidad, es este tipo de pavimento, que informa al invidente (vía tacto de los pies, podo-táctil) de que hay un peligro más adelante: una carretera, una caída, etc.

En 2013, el Arquitecto Chris Downey, que se había quedado ciego súbitamente en 2008, explicó a través de una charla TED las ventajas para la arquitectura cuando esta es diseñada por un invidente. Durante la ponencia, Downey aseguró que «antes de que perdiera la vista me enfocaba más en cómo se veía un espacio. Ahora pienso en cómo se sienten las texturas de los materiales, las temperaturas y la acústica. Intento diseñar con más sentidos». Las ciudades más inclusivas no son aquellas que más se adaptan a los invidentes, sino las que se dejan moldear por ellos. Las ciudades permeables.

Un ejemplo de una arquitectura inclusiva es Coles Park de Bangalore en India, este parque es administrado por Kilikili, una organización de padres con niños con discapacidad. El lugar cuenta con un columpio familiar que pueden usar varios niños al mismo tiempo o niños con sus padres o cuidadores. También hay canastas de baloncesto a distintas alturas para que puedan jugar pequeños de todas las edades y grados diversos de discapacidad, mientras que un arenero elevado brinda a los niños en silla de ruedas la oportunidad de jugar con otros.

O bien también en La arquitectura en Italia cuenta con hogares con Sistema DIRHA, Italia: se trata de un diseño de casas inteligentes para personas con discapacidad. Los complejos están adaptados con una red de micrófonos conectados a un sistema eléctrico que permite a los habitantes utilizar su voz para controlar de forma remota distintos servicios y aparatos domésticos. Se puede ajustar la temperatura en una habitación, apagar o encender las luces, desplegar las persianas, abrir y cerrar puertas y ventanas.

La inversión privada en arquitectura inclusiva también cuenta, y suele solucionar problemas técnicos. Hace unos años, Waydinfr, desarrolló un hardware y software que ayudaba a los invidentes a moverse por el interior de los edificios y sistemas como el Metro de Londres. Soportado por un sistema de balizas con conexión Bluetooth, y funcionando a través de una aplicación, esta guía paso a paso a los invidentes por el interior de las instalaciones:

Las Smart cities inclusivas requieren de herramientas como estas, que hacen independientes a las personas ahora dependientes de otras. Heredado de un lenguaje basado en el Smartphone, las ciudades hacen cada vez más uso de pictogramas a la hora de guiar a los ciudadanos, eliminando de una tajada la barrera del lenguaje para turistas, personas con dislexia, y personas con baja capacidad intelectual. Se espera que sistemas de GPS y localización Bluetooth como éste llenen los núcleos urbanos de las ciudades en unos años, y quizá para 2020-2025 ningún ciego requiera de compañía de un vidente que le ayude a cruzar su ciudad. Algo tan sencillo como una flecha direccional pintada en el suelo sustituye a un cartel en que se lea «Circule por la derecha».

Ejemplos cómo estos sobran y seguirán desarrollándose más conforme el tiempo transcurra y la tecnología permeé la sociedad. Sin duda las Smart cities vendrán a romper barreras contra las limitaciones de un sector de la población, y tú, ¿qué aspectos de la vida en México para personas con capacidad limitada crees que deberían convertirse en tecnología aplicada?

Fuentes

https://bit.ly/2NIwnDR
https://bit.ly/2ZHvaDq
https://bit.ly/2HxKmZb